¿Y qué opina el profesorado? Dando voz a los docentes en política TIC educativa

La tesis doctoral “Las políticas educativas TIC en el plano autonómico: el caso de Andalucía” contempla entre sus objetivos comprender la visión del profesorado acerca del futuro de las TIC. La investigación se llevó a cabo en centros educativos públicos de Andalucía con buenas prácticas TIC. Tras una selección de los mismos, se procedió a la recogida de datos acerca de distintos aspectos. Uno de ellos fue la visión de los docentes acerca del futuro de las TIC en sus centros. Este futuro se planteaba en una doble dimensión: por un lado,


¿cómo creen que será el futuro de las TIC en sus centros? (futuro real), y, por otro lado, ¿cómo le gustaría que fuera? (futuro utópico).

Para guiar la exposición de sus opiniones se le propusieron una serie de dimensiones: Dotación de infraestructuras y recursos, Organización y funcionamiento del centro, Proceso de enseñanza-aprendizaje, Materiales y contenidos digitales, Plataformas virtuales, Brecha digital, y, Otros temas. Este artículo presenta de manera resumida la visión del profesorado acerca del futuro utópico de las TIC en sus centros educativos.

En relación a la dotación de infraestructuras y recursos, los docentes consideran que es importante que se cubran las necesidades reales de los centros, exigiendo una partida presupuestaria específica para la adquisición y mantenimiento de los recursos TIC. A un nivel más concreto, coinciden en ciertas peticiones como: dotar de PDI a todas las aulas, mejorar la conexión de red de los centros, otorgar portátiles a los docentes y ordenadores o tablet para todos los estudiantes, crear espacios colaborativos y difundir contenidos digitales, entre otras.

En la dimensión sobre organización y funcionamiento del centro, el profesorado demanda portátiles para profesores, espacios virtuales colaborativos para el claustro, mejor conexión, mayor velocidad de red y mantenimiento de los recursos. Otras solicitudes se orientan a la mejora de la formación TIC y de la integración de las mismas, la dotación de más tiempo de dedicación al coordinador TIC del centro y mayor planificación en el diseño de planes y programas.

En cuanto al proceso de enseñanza-aprendizaje, los docentes destacan la creación de contenidos propios por ellos mismos, o un banco de recursos diversos y organizados por parte de la Administración. Otros aspectos que solicitan son: portátil o tablet por estudiante; PDI en todas las aulas; mantenimiento de recursos; plataforma propia para desarrollar el proceso de enseñanza-aprendizaje; garantía de un acceso generalizado en el alumnado; y disminución de la burocracia.

Respecto a los materiales y contenidos digitales, el profesorado resalta la necesidad de disponer tanto de contenidos como de infraestructuras para su uso, reclamando diversidad de materiales y formación para la creación de los mismos. Los contenidos que desean los docentes se caracterizan: por ser intuitivos, fáciles de usar, personalizados, de calidad y atractivos; por servir de refuerzo y apoyo; por atender a la diversidad de los estudiantes; y, por fomentar el papel activo del alumnado.

Acerca de las plataformas virtuales, demandan un acceso generalizado por parte de toda la comunidad educativa, siendo fundamental que sean plataformas intuitivas y fáciles de usar. Concretamente, se solicitan: plataformas propias para los centros, con espacios para gestionar temas internos de organización y el proceso de enseñanza-aprendizaje; plataformas para la comunicación con toda la comunidad educativa, desde las familias hasta la Administración; espacios colaborativos virtuales para el claustro; y, plataformas con gran variedad de recursos y materiales TIC, organizados para un acceso fácil a ellos.

En la dimensión relativa a la brecha digital, el profesorado exige a la Administración dar apoyo a la situación del alumnado que no cuentan con los recursos suficientes. En segundo lugar, el principal reclamo que se realiza en relación a la brecha existente entre estudiantes y docentes es la implicación del profesorado para intentar paliar la misma. Por tanto, la concienciación del profesorado provocaría una mayor predisposición hacia la formación TIC, mediante la cual podrían reducir la brecha existente. Esta implicación y su consecuente formación sería responsabilidad de la Administración.

Finalmente, dentro del apartado dedicado a otros temas, uno de los reclamos que los docentes realizan con mayor frecuencia es ser escuchados en el diseño de planes y proyectos TIC. El profesorado desea que en ese futuro utópico se muestre interés por sus opiniones y experiencia para así poder cubrir las necesidades reales de los centros. Cabe destacar, que las opiniones recabadas fueron bastante extensas. Este artículo resume de manera escueta la información. Si se desea obtener más información acerca del tema, puede consultarse la tesis al completo.

Autora

Mercedes Llorent-Vaquero
GIETE – US

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.